miércoles, junio 11, 2008

Audi 200 Quattro 20v Turbo (C3/Typ 44) de Neo Scale Models






En otoño de 1983 Audi presenta la segunda generación de su hasta ahora buque insignia, el 200. Del mismo modo que su antecesor, este 200 era un derivado del 100, en esta ocasión del nuevo 100 C3 o Typ44 con el que compartía carrocería y mecánica general. Era fácilmente distinguible de su hermano menor por un frontal rediseñado con faros más estrechos y alargados. Los grupos ópticos traseros eran también diferentes y equipaba de serie llantas deportivas de 15 pulgadas.

Mientras el 100 contemplaba una variada oferta de motores y versiones pensada para todo tipo de posibles compradores, el 200 era más exclusivo y sólo estaba disponible con el motor más grande fabricado por Audi hasta entonces, el cinco cilindros en línea de 2.2 litros, con aspiración normal (5E) y sobrealimentado (5T). El primero ofrecía 136 cv de potencia y el segundo, 182. Un año más tarde el 200 equipa un nuevo motor de cinco cilindros de igual cilindrada que rendía 140 cv y 200 cv según la versión. Al final de su trayectoria, el 200 Turbo recibe una culata de cinco válvulas por cilindro (versión 20v) que eleva la potencia del motor a 220 cv. Estaba disponible con caja de cambios manual de cine velocidades o automática de cuatro, con carrocería sedán o Avant familiar.

En 1991 y con más de 95.000 ejemplares fabricados en ocho años, el Audi 200 desaparece del catálogo de Audi, toda vez que la nueva generación del 100 ya incluía nuevos propulsores de seis cilindros y en el segmento superior ya militaba desde hacía unos años el nuevo V8 Quattro, que había relevado al 200 como buque insignia en Ingolstadt.

La única ocasión en que los vehículos de la firma de Ingolstadt gozaron de cierto protagonismo en la saga de películas del Agente 007 fue en la cinta titulada 'The living daylights' de 1987, segunda y última entrega con Timothy Dalton como protagonista. Durante la trama, James Bond llega a conducir dos Audi 200, una berlina de color gris cuando debe evacuar de Bratislava al militar ruso supuestamente desertor interpretado por Jeroen Krabbé, y un modelo familiar Avant en los primeros compases de cuando la acción de la trama se traslada a Tánger.

La marca holandesa Neo Scale Models nos deleita en esta ocasión con esta fantástica reproducción de un Audi 200 Quattro 20v de finales de los 80. En él destaca un más que elevado nivel de detalles, piezas independientes y anagramas, así como un precioso interior en el que se han realizado los cinturones de seguridad con una total finura. Quizás un detalleno muy bueno es la excesiva inclinación hacia arriba que le han puesto al volante del coche, no obstante, se trata de un conjunto muy bueno.

No hay comentarios: