miércoles, febrero 06, 2008

Glas Goggomobil T250 de Schuco







De estética sumamente simpática y agradable, el Goggomobil fue un invento del inquieto constructor alemán Hans Glas, un automóvil de pequeño tamaño con capacidad para transportar a cuatro pasajeros y muy económico tanto en sus aspectos mecánicos como en el del consumo- Su precio era bastante más bajo que el de un Volkswagen Escarabajo, concretamente 3.500 marcos.

Fue denominado así como homenaje al nieto pequeño de Hans Glas, al que apodaban 'Goggo'. La presentación oficial tuvo lugar en la Exposición Internacional de Bicicletas y Motos de Colonia en 1954 y las primeras unidades salieron de la fábrica de Glas en Dingolfing el 19 de enero de 1955. Los primeros en fabricarse fueron las berlinas de dos puertas y cuatro plazas tipo T, fácilmente reconocibles por sus puertas de apertura suicida con las bisagras en el pilar B.

Las primeras unidades montaban un robusto motor de 250 cc construido por Felix Dozekal, que venía de Adler. Más tarde se ofrecieron dos versiones nuevas de 300 y 400 cc. La potencia de los motores iba desde los 13,5 a los 18 cv. Robusto y bien construido, su calidad lo hizo muy superior a sus principales competidores, los también microcoches Isetta BMW, Messerschmitt o el Heinkel Kabine, entre otros.

A partir de 1957 se ofrecen dos nuevas variantes de carrocería, el coupé TS y el furgón comercial TL en configuración cerrado o abierto tipo pick up, un vehículo muy apreciado por el Deutsche Post para el reparto de correspondencia en los centros urbanos. Estuvo en fabricación hasta 1969, fecha en que BMW adquirió la firma de Hans Glas.

En España, la sociedad Munguía Industrial (Munisa) radicada en Euskadi fabricó bajo licencia de Hans Glas varias versiones del Goggomobil. El actor y cómico Luis Ciges conducía un bonito Goggomobil berlina en la divertida comedia 'El milagro de P. Tinto', dirigida por Javier Fesser.

La mítica y venerable marca alemana Schuco nos ofrece este precioso Goggomobil, que si bien el coche real era muy sencillo, la miniatura reproduce muy bien sus detallitos, como las puertas de apertura suicida o el capó trasero practicable que permite ver el motor. El interior está bien moldeado pero carece de tampografía y de adornos, todo es negro. Además viene acompañado del típico remolque camping, todo un detalle de lo más simpático.

No hay comentarios: