lunes, marzo 26, 2007

Renault Floride de Norev







Relativamente contentos del sorprendente éxito del Dauphine Gordini en un país tan poco propicio para ello como los Estados Unidos, Renault decidió probar suerte desarrollando un modelo deportivo basado en su alegre utilitario, toda vez que fabricantes europeos como MG, Triumph, Alfa Romeo o Mercedes vendían en América el grueso de sus producciones de pequeños deportivos.

Tomando como base el Dauphine Gordini, Pietro Frua se encargó del diseño y construcción de su carrocería, descapotable con la posibilidad de un techo duro de quita y pon. Denominado Floride, el coche se presentó en el Salón de Ginebra de 1958. Bajo el capó trasero se hallaba el bloque motor de 850 cc, aunque en esta ocasión su potencia era de 38 CV. Tres eran las opciones disponibles para la caja de cambios, manual de tres velocidades en la columna de la dirección, manual de cuatro velocidades en el piso y automática tipo 'Transfluide'.

En un principio, la previsión era fabricar 30 unidades diarias, pero la demanda americana obligó a incrementarla a las 200. Divertido de conducir, tenía los mismos problemas de falta de agarre del Dauphine. A partir de 1962 se pone a la venta el Floride S con motor 950 cc y 51 CV. En 1963 fue sustituido por el Caravelle, en esencia, el mismo coche, con leves cambios estéticos.

Norev nos plantea una excelente miniatura, muy bien rematada en el molde, aunque con detalles exteriores cuestionables, como las manetas de las puertas. Sin duda su mayor atractivo sea su modularidad, pues pueden intercambiárseles dos tipos de techo (lona y hardtop) o dejarse al descubierto. Es un complemente ideal para el Caravelle de la misma casa.








1 comentario:

anonymous dijo...

En líneas generales la miniatura está bastante bien hecha.
www.cochesycoches.org