lunes, marzo 26, 2007

Seat 1200/1430 Sport 'Bocanegra' de Altaya






La colaboración entre Seat y la empresa de Tarrasa Carrocerías Costa se remonta a los tiempos del Seat 600, fecha en que la compañía, previa subcontratación de Seat, transformaba los pequeños utilitarios bien en pequeño furgón comercial, o bien en el modelo 800 de cuatro puertas. Carrocerías Costa evolucionó hasta convertirse en Inducar. Localizamos entonces al ingeniero Antoni Amat, responsable técnico de transformaciones sobre base Seat en Inducar. Uno de sus últimos proyectos era un pequeño deportivo basado en el Fiat 127, cuya aparición en el mercado español era inminente, y que estaba previsto que lo presentara a los directivos de la empresa estatal.

Amat viajó al Salón de Turín de 1970 y allí descubrió un prototipo que llamó su atención. Se denominaba Nergal y estaba realizado sobre la base de un NSU Prinz. Su responsable era Aldo Sessano, del Centro Stilo Fiat. Amat y Sessano congeniaron desde el principio y el español le habló del proyecto que tenía en mente sobre la base del 127. Finalmente, sería la carrocería del Nergal la elegida para el proyecto de Amat.

El directivo de Inducar presentó a la cúpula de Seat el proyecto. Una parte lo encontró muy interesante y vanguardias, mientras otra se opuso alegando un excesivo parecido del coche con el Renault 5 de reciente aparición. Finalmente se impuso el sí y Seat encargó a Inducar la fabricación de las carrocerías que se servirían a la Zona Franca para su ensamblaje definitivo. En principio se estipuló una producción diaria de 25 unidades al día, que finalmente se elevó a 30.

Para su motorización se eligió la mecánica de 1.2 litros del 124, colocada a 16 grados debido al capó descendente del coche. La potencia era de 67 CV, con los que alcanzaba los 160 Km/H. La presentación oficial a la prensa se realizó en diciembre de 1975 en Málaga. Cabe destacar que el ingeniero jefe de Diseños de Seat, Günther Oistrach, omitió en la presentación la labor realizada por Antoni Amat y Aldo Sessano. Un total de 150 periodistas probaron el Seat 1200 Sport por una ruta que subía de Málaga a Sierra Nevada y vuelta a la capital de la Costa del Sol, elogiando sus virtudes mecánicas. El llamativo frontal con parachoques integrado  terminado en negro mate le valió el apodo de 'Bocanegra', con el que hoy día los aficionados conocen popularmente al 1200 Sport.

Las ventas en su primer año fueron buenas, con 7.122 unidades, pero el segundo año cayeron en picado pese a que se lanzó una versión más potente con el motor 1430 de 80 CV. Y es que Seat había introducido el nuevo 128 3P, modelo con equivalencia en Fiat, y de filosofía y concepción similar con la misma técnica, que hizo al público decantarse por el modelo italiano en detrimento del nacional, de hecho, el 128 3P contó con un apoyo mucho más activo por parte de la propia Seat que el 'Bocanegra', al que se le consideraba un producto más externo. En sus años de producción se fabricaron 19.332 Seat Sport 'Bocanegra', de los que 4.122 se exportaron. Fue uno de los pocos productos genuinamente originales de Seat al no tener equivalente en Fiat.

La miniatura corresponde al número 39 del coleccionable 'Nuestros Queridos Coches' editado por Altaya. Está fabricada por Ixo. El modelo cuenta con un molde correcto y acertado en formas y proporciones, además de un acabado razonablemente bueno. La única pega que se le puede poner es el tono incorrecto de su color, pues el verde del Seat Sport era más luminoso y no tan pastel. Con todo es una miniatura que tiene su sitio prácticamente reservado en todas las vitrinas de los coleccionistas españoles.

No hay comentarios: