miércoles, enero 17, 2007

Citroen SM de Minichamps








Los éxitos cosechados con coches como la serie Traction Avant o el DS, que tras 15 años de vida seguía estando en la vanguardia, el siguiente paso lógico de Citroen era la construcción de un automóvil de gama superior. Este coche emplearía los principales avances técnicos del DS, su tracción delantera, su sistema de suspensión hidroneumática o sus faros delanteras direccionables. La compra en 1968 de Maserati por parte de la firma del Doble Chevrón puso en bandeja el componente que faltaba, el motor.

Los técnicos de Citroen encargados del denominado 'Proyecto S' tomaron el motor V8 Maserati y le recortaron dos cilindros, adaptándolo a un chasis con tracción delantera, poniendo la guinda del pastel la elegante carrocería obra del diseñador Robert Opron. Tras dos años de gestación el resultado final se presentó en el Salón de Ginebra de 1970 y, como venía siendo habitual en la marca, el auto causó verdadera sensación.

Su denominación final fue SM, S por el nombre interno del proyecto, y M por Maserati, aunque también se dice que ambas siglas se refieren a la expresión 'Sa Majaste' (Su Majestad) de la misma forma que al DS se le conocía como 'Déese' (Diosa). Su motor de 2,7 litros erogaba 170 cv de potencia y la caja de cambios manual de cinco relaciones fue desarrollada ex profeso. Desde que en 1964 se dejara de fabricar el lujoso Facel Vega Facel II Francia no había tenido hasta este momento otro coche de la categoría del SM, que competía con toda tranquilidad contra los coupés de marcas como Alfa Romeo, BMW, Jaguar, Lotus o Mercedes, entre otras. A partir de 1973 el motor V6 evolucionó hasta los 3.000 cc y su potencia ascendió hasta los 190 cv.

Cabe destacar que el motor del Citroen SM fue empleado en otros vehículos coetáneos, como el Maserati Bora o la segunda generación del Quattroporte, que básicamente era un SM recarrozado. El piloto y constructor de autos deportivos Guy Ligier también se sirvió del motor V6 Citroen-Maserati para su coupé JS2, de hecho, Ligier llegó a un acuerdo con Citroen para ensamblar los SM durante un tiempo en su factoría de Vichy, de ese modo desembolsaba menos dinero por dichas mecánicas. El carrocero francés Henri Chapron llevó a cabo algunas muy interesantes versiones del SM, el elegante cabriolet 'Mylord', la berlina 'Opera' o la popular limusine presidencial descubierta encargada por el Palacio del Elíseo y que fue usado como coche de parada por los presidentes Pompidou, Mitterrand y Chirac. La Gendarmerie supo valorar las excelentes prestaciones del SM al elegirlo como vehículo de patrulla de carretera.

Sin embargo, el SM pronto se granjeó fama de automóvil poco fiable debido a las continuas averías que sufría su motor Maserati. La Crisis del Petróleo de 1973 tampoco ayudó y en 1975, cuando Peugeot compra Citroen, el SM fue el primer vehículo en ser cancelado de su producción. Con todo, el SM sea posiblemente uno de los coches más gloriosos de todos los tiempos, representando a la perfección el concepto de lo que para Citroen debía ser un automóvil de Gran Turismo. 

La miniatura del Citroen SM objeto de esta entrada está realizada por Minichamps y es posiblemente la mejor que existe de este coche en escala 1/43 sin contar las realizadas en resina de versiones con carrocerías especiales, superando las de otros fabricantes similares como Norev, Universal Hobbies o Ixo. La miniatura cuenta con un molde de líneas proporciones correctas con un acabado de grandísima calidad en el exterior e interior, con muchas piezas independientes que reproducen los detalles de su carrocería. Además Minichamps la tiene disponible en un buen número de colores.

No hay comentarios: