martes, noviembre 28, 2006

De Tomaso Mangusta de Minichamps







El primer coche de calle que fabricó Alejandro de Tomaso se denominó Vallelunga. Era un bonito coupé biplaza con un motor 4 cilindros Ford Cortina de 1.500 cc. Pese a que fue un coche atractivo, sufrió problemas relacionados con la colocación en la parte central-trasera del motor, que provocaba que el eje soportase mucho peso de la caja de cambios y adoleciera de poca rigidez.


Después de dos años, De Tomaso decidió cambiarlo por el coche que empezaría a dar a la empresa del argentino su fama en el buen hacer de superdeportivos. El Mangusta nació en 1966. Su diseño resulta de una mezcla de un coche deportivo que desarrolló Carroll Shelby, el 70P, y un prototipo construído por Giuggiaro para Iso que fue desechado. 

Se trataba básicamente de un coche de carreras adaptado a la calle, dotado de un motor Ford V8 de 4,7 litros ( el famoso 289 ci), cuyo habitáculo resultaba incómodo y angosto. Sus prestaciones fueron realmente buenas, destacando su gran poder de aceleración. Lo más impactante era la apertura del compartimento motor, en dos secciones a modo de alas de gaviota (ver foto). Se fabricó hasta 1970, fecha en la que hizo aparición el Pantera, el coche que forjó el nombre de la marca y la consagró en el olimpo de los supercoches, pero esa, ya es otra historia.

Ahora hablemos del De Tomaso Mangusta de Minichamps. De entrada no estamos ante un Minichamps de los normales, ya que posee partes practicables. Sólo está disponible en tres colores, azul, rojo y el marrón metalizado que aquí les muestro. Estamos ante una gran realización de Minichamps, donde se detalla también el motor. Exterior e interior están muy bien rematados.

No hay comentarios: