lunes, junio 26, 2006

Mercedes 600 'Pullman' de Vitesse






Mercedes presentó en 1963 su nuevo modelo 600. Bajo la denominación interna W100 se trataba del buque insignia de la compañía y venía a sustituir al anterior 300 S. Diseñado exteriormente por el francés Paul Braq, sus líneas eran muy similares a las del descapotable W113 de la Clase SL, el conocido popularmente como 'Pagoda'. Braq imprimió un estilo muy racional y sobrio al nuevo gran Benz, destacando las líneas rectas, voladizos muy prominentes y grandes superficies acristaladas que otorgaban mucha luminosidad a su interior, éste último recurso inspirado en la cultura 'Bauhaus' cuyo estilo predominaba en la arquitectura alemana de la época.

Estaba disponible con dos longitudes de chasis, la corta o Saloon, y la larga, de estilo limusina que recibió el nombre de 'Pullman' (autobús). Éste último podía elegirse con cuatro o seis puertas. Bajo encargo, el Pullman estaba disponible como Landaulette, con la parte trasera descubierta, opción pensada para coches de función representativa y ceremonial, como es el caso del ejemplar usado para la visita que realizó la reina Elizabeth II al lander de Baden-Wurtemberg en compañía del entonces canciller federal Kurt Georg Keisinger en 1965.

Pero era mecánicamente donde el 600 desataba todo su poderío. Equipaba un nuevo motor V8 tipo M100 de 6.3 litros de 250 cv de potencia. A partir de 1976, existía la posibilidad de elegir una variante de 6.9 litros y 300 cv. Aparte del motor, el 600 era todo un prodigio de la técnica al incorporar infinidad de sistemas eléctricos e hidráulicos, lo que también lo hacía especialmente complejo en sus reparaciones.

Entre 1963 y 1981 se produjeron 2.677 unidades del Mercedes 600. Sus principales rivales en el mercado fueron los Cadillac Series 75, el Lincoln Continental Lehmann Peterson, el Imperial Crown de la Chrysler, así como el Rolls Royce Phantom. La lista de sus ilustres propietarios es interminable e incluye a personajes del cine, la moda, la música, el mundo empresarial y financiero, la política, la jerarquía del Vaticano y un buen número de sátrapas y dictadores.

Mercedes realizó dos 600 W100 con carrocería coupé como regalo de jubilación a dos de los principales ingenieros que lo desarrollaron, Fritz Nallinger y Rudolf Uhlenhaut. Ambos fueron construidos partiendo de un chasis corto al que se le redujeron 22 centímetros. Como anécdota curiosa, el especialista en restauraciones de Mercedes 600 con sede en Wisconsin Karl Middlehauve creó dos versiones tipo pick up del gigante de Stuttgart al estilo de coches como el Chevrolet El Camino o el Ford Ranchero, siendo bautizados como 'El Benzo'.

La renovada Vitesse, tras su inclusión en Sunstar, presenta una miniatura muy correcta del descomunal Mercedes 600 que supone una puesta al día de la que históricamente ha incluido en su catálogo desde sus tiempos portugueses. El molde y las proporciones son buenas. Destaca un interior decorado en varios tonos, incluyendo la imitación en madera. Los cromados del exterior quizás den un aspecto muy rudimentario. Quizás sea la estrella, realizada en plástico y claramente sobredimensionada, sea el aspecto más mejorable.

No hay comentarios: