sábado, junio 17, 2006

Iso Grifo A3/L 7 Litri de Minichamps





Cuando Renzo Rivolta asumió el control de la empresa familiar Iso Autoveicoli se lanzó a la construcción de autos de lujo y deportivos, fichando al prestigioso ingeniero ex Ferrari Giotto Bizzarrini. Su primer producto fue el bonito y elegante Rivolta GT, un gran coupé de cuatro plazas con motor Chevrolet Corvette y diseñado por Giugiaro, entonces en Bertone. Todo construido sobre un robusto y moderno chasis de Bizzarrini. Al año siguiente, Rivolta, quiso ampliar la gama con un auto de índole más deportiva con el ambicioso objetivo de poder competir con marcas como Ferrari o Maserati. 

Renzo Rivolta recurrió a un plan similar al del GT dado el buen resultado obtenido. Bizzarrini desarrolló una vez más el chasis y Giugiaro diseñaría su carrocería cuya construcción realizaría Bertone. Fue este punto el que causaría una fricción entre Rivolta y Bizzarrini que desembocaría en la separación de ambos. Por un lado, el empresario quería un automóvil estrictamente de calle mientras que el ingeniero albergaba la posibilidad de que el nuevo coche pudiera también emplearse en competición y así cobrarse la 'vendetta' que tenía pendiente con Ferrari. El resultado de dicho desacuerdo fueron dos automóviles, ambos con el mismo nombre, pero con diferentes estilos y planteamientos: el Grifo A3/L o Lusso de Rivolta y el Grifo A3/C  o Competizione de Bizzarrini. Ni qué decir tiene que la opción de Rivolta se impuso provocando así la salida de Giotto de la compañía, pasando el Grifo A3/C a denominarse en lo sucesivo Bizzarini 5300 GT.

Denominado como el poderoso ser fantástico mitad águila y mitad león, el Iso Grifo era más rápido y ligero que su hermano de cuatro plazas el Rivolta GT, además de contar con un agresivo y sensacional diseño de Giorgetto Giugiaro. Llamaba la atención su largo capó en contraste con una cola estilo 'trunca' con un cristal panorámico. El interior contaba con unos lujosos acabados que incluían paneles de madera y asientos y revestimientos de cuero, con el clásico volante Nardi de tres radios. Las primeras unidades montaban el mismo motor Chevrolet V8 del GT, con 5,4 litros y con potencias de 300 y 350 cv, capaces de proporcionar excelentes prestaciones.

En 1968 Rivolta lanza el guante del desafío a los tres grandes constructores de autos deportivos italianos, Ferrari, Maserati y el recién llegado Lamborghini con su modelo 7 Litri. Equipado con el poderoso motor Corvette 427 ci de 7.000 cc, el nuevo buque insignia de Iso lograba una velocidad máxima de 299 Km/H gracias a los 435 cv de su nuevo motor, superando en prestaciones a sus rivales, el Maserati Ghibli SS, el Lamborghini Miura S o el Ferrari 365 GTB/4 'Daytona'. No obstante, el hecho de no equipar su propio motor fue el principal handicap de los coches de Rivolta en su país, aunque sí tuvieron bastante éxito en los Estados Unidos. En 1970 el Iso Grifo recibe una remodelación estética con un nuevo frontal de faros escamoteables así como la entrada de Ford como nuevo proveedor de motores en sustitución de Chevrolet, pero ésa es ya otra historia.

La miniatura está realizada por Minichamps y pertenece a una serie especial dedicada a deportivos exóticos. Se diferenciaba del resto de modelos de Minichamps por tener una envoltura especial y un acabado ligeramente superior al de otros modelos de este fabricante, donde destaca la apertura del capó que permite ver una fina y detallada reproducción del motor V8 Chevrolet. El molde es correcto en formas y proporciones y el acabado es muy rico, con muchos detalles en piezas independientes y fotograbados. Minichamps fabricó tres referencias del Iso Grifo 7 Litri, en negro, amarillo y burdeos.

No hay comentarios: