miércoles, junio 21, 2006

Bentley R-Type Continental 1954 de Minichamps







Con una velocidad máxima de 185 Km/H gracias a su potente motor Rolls Royce y a su ligera y aerodinámica carrocería de aluminio, el R-Type Continental de Bentley era el automóvil de cuatro plazas de serie más rápido del mundo durante los años de su fabricación. Fue el heredero natural del Corniche, modelo que no llegó a fabricarse en serie al estallar de la II Guerra Mundial y no sólo vino a devolver de una u otra manera ese orgulloso pasado de marca deportiva que Bentley perdió al ser adquirida por Rolls Royce, sino a reivindicar el legado de los Gran Turismo de los años 30, autos que aunaban potentes mecánicas con atractivas carrocerías e interiores cómodos y espaciosos con los que realizar confortables viajes intercontinentales.

Terminada la II Guerra Mundial Rolls Royce inició la fabricación del Silver Wraith, un modelo con carrocería a medida concebido para la importación, y el Bentley MK VI, en este caso una especie de hermano pobre de éste con una carrocería estándar fabricada por Pressed Steel. El MK VI sería sustituido por el R-Type y su hermano gemelo el Rolls Royce Silver Dawn en 1952. Dos antes, u equipo comenzó a trabajar en un proyecto haciendo uso del nuevo chasis y tendría como nombre en clave 'Corniche II'.

El diseño de la carrocería sería obra de Ivan Evernden, de Rolls Royce, y la construcción corrió a cargo de HJ Mulliner, compañía carrocera con una histórica y estrecha colaboración con Rolls Royce y Bentley. Este trabajo destacó por sus líneas modernas y aerodinámicas  y una carrocería extremadamente ligera para su enorme tamaño gracias al uso de aluminio para su construcción. El motor Rolls Royce de seis cilindros en línea de 4.655 cc con carburador doble SU vio incrementada su compresión al ser dotado de un nuevo sistema de escape. La caja de cambios era manual de cuatro relaciones de serie pudiendo ser opcional una automática también de cuatro velocidades.

El primer prototipo fue probado en el Circuito de Montlhery, en París, y en cinco vueltas alcanzó una media de 191 Km/H. Bajo la denominación definitiva de R-Type Continental, el nuevo Bentley se anunció en febrero de 1952 con un precio de 6.929 libras esterlinas, lo que lo hacía uno de los coches más caros y exclusivos de su tempo. A partir de 1954 el R-Type Continental recibe una evolución de su motor de 4.887 cc que incrementa su potencia y rendimiento. En un principio este coche fue destinado a la exportación fabricándose sólo con el volante a la izquierda y en 1953 ya se empezó a vender la versión RHD para Gran Bretaña y su zona de influencia. Pese a todo, 108 de los 208 R-Type Continental fabricados se quedaron en Gran Bretaña, yendo el resto a parar a Francia, Estados Unidos, Suiza, Bélgica y Portugal. A partir de 1955 pasó denominarse S-Type Continental al estar basado en la nueva berlina Bentley S-Type, quedando hasta el día de hoy la nomenclatura Continental ligada a los grandes coupés de Bentley.

Minichamps se estrena a lo grande en su nueva gama dedicada a los Bentley clásicos con el que es quizás uno de sus modelos más legendarios, el R-Type Continental. La miniatura es de una gran elegancia y porte señorial al venir presentada en un embalaje especial. Representa al modelo real con número de chasis BC71C y matrícula 'OLU 1'. Su propietario original fue el señor Raymond Way e inicialmente era de color blanco. En 1958 fue vendido al señor MA Strickland que lo restauró en profundidad y lo mantuvo en su propiedad hasta 1978. Tras varios años en manos del mismo negocio en 2011 fue subastado por Bonhams en el Goodwood Festival of Speed bajando el martillo en más de 390.000 euros.

La miniatura de Minichamps cuenta con un excelente molde que refleja muy bien las formas y proporciones de la elegante carrocería de HJ Mulliner. Destaca el uso de piezas independientes para el detallado y ornamentos. También el interior está minuciosamente reproducido. El aspecto más mejorable son los limpiaparabrisas de plástico. No obstante se trata de un conjunto muy atractivo que será del gusto de cualquier coleccionista.

No hay comentarios: